viernes, 19 de febrero de 2016

ROMPIENDO EL YUGO DE ENFERMEDAD

Otro yugo que aflige la vida de miles es la enfermedad, una aflicción que puede durar incluso varios años. Una carga impuesta por Satanás que está puesta para robarnos la paz. 
En Lucas 13, la Biblia nos cuenta la historia de una mujer que soportaba el yugo de enfermedad:
“y había allí una mujer que desde hacía dieciocho años tenía espíritu de enfermedad, y andaba encorvada, y en ninguna manera se podía enderezar.” 

Pero un suceso maravilloso cambió el curso de su vida, tuvo un encuentro con Jesús. La Palabra nos dice que: “Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: Mujer, eres libre de tu enfermedad. Y puso las manos sobre ella; y ella se enderezó luego, y glorificaba a Dios.” 
Aparte del testimonio que aquí vemos de sanidad las Sagradas Escrituras nos revela el origen de esta ligadura de enfermedad. Leemos lo siguiente: 
“Y a esta hija de Abraham, que Satanás había atado dieciocho años, ¿no se le debía desatar de esta ligadura en el día de reposo?”

Está claro que Satanás coloca esa ligadura para esclavizar a la humanidad al dolor y la desesperanza pero Cristo vino a la tierra a deshacer, desbaratar y destruir la obra del maligno. Por medio del sacrificio de Jesús en la Cruz, Dios nos ha dado salvación, perdón, pero también sanidad a nuestros cuerpos.
“… Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.”-1 Juan 3:8B
En la Iglesia MIES queremos mostrarte el camino hacia una vida llena de sanidad en Cristo. Asiste a nuestros servicios: Miércoles y Viernes, a las 7:00 pm. y Domingos a las 9:00 a.m.
Carrera 47 No. 79-129 en Barranquilla, visita nuestra web: www.mies.com.co

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada